Home » Sin categoría » Formarse para comunicar en un tiempo nuevo

Formarse para comunicar en un tiempo nuevo

UTN

 

Una tarde de Periodismo puro de esas que necesitan, necesitamos, alumnos, profesores y profesionales de la comunicación;  jornada de lecciones, de confidencias y consejos en torno a este maravilloso oficio de contar lo que acontece a nuestro alrededor. Para ello toda una auténtica preparadora profesional, la periodista Silvia Intxaurrondo que compartía con todos nosotros lo aprendido y aprehendido en, a pesar de su juventud, dilatada experiencia; desde sus inicios en una radio local, su paso por la Cadena SER, la ­EiTB hasta su llegada al Canal Cuatro.

Una primera intervención, tras el vídeo de presentación recordándonos su trayectoria de la alumna Marta Fernández, para recordarnos como la información en televisión se convierte y evoluciona, cada vez más, hacia el Info-Show; un género en desarrollo para acercar la noticia e incluso al político, tantas veces protagonista, al espectador. La estrategia de ‘Un Tiempo Nuevo’ que hace, de algún modo, más apetecible la actualidad combinando el reporterismo, la investigación y las entrevistas, siempre al hilo de la más candente actualidad. Un Periodismo novedoso que eso sí, nos decía Intxaurrondo, no puede renunciar a principios clásicos como el respeto a las fuentes, que nunca deben desvelarse; y cercano al espectáculo, aunque jamás para ello deba ni pueda justificarse el pago para la obtención de una información.

Otro aspecto abordado fue la manida objetividad; tan clásica como utópica como nos confirmaba Silvia. Porque todo periodista observa y cuenta la noticia desde su óptica, porque hay tantos puntos de vista como comunicadores en torno a una misma información. Si bien es cierto que Intxaurrondo pedía a los jóvenes e inminentes colegas, huir de las militancias, intentando ubicarse ante los hechos desde un lugar equidistante.

No faltó tampoco la tradicional cuestión ¿radio o televisión? Si bien la comunicadora lo tiene claro; la radio le ha proporcionado instantes mágicos en su vida pero prefiere quedarse con la etapa actual. Un programa de televisión de cuatro horas semanal es un elemento vivo, imprevisible en muchos momentos porque, junto a ella, hay muchos periodistas con los que lo pasa muy bien; una experiencia “extraordinariamente divertida que te hace sentir viva”.

Otro aspecto relevante, la presencia e importancia de las Redes Sociales en los programas informativos. No puedo estar más de acuerdo en su apreciación. Estamos en una fase de integración pero no hay una hibridación absoluta en estos espacios. Están bien como “cebo”, como adelanto, parar crear expectación pero aún falta mucho desarrollo.

Silvia se quedó con este titular-resumen de uno de los alumnos tomado de sus reflexiones: “La peor censura es la autocensura”; yo selecciono este otro: “El Periodismo es como la vida; debes enfrentarte a situaciones a las que nadie te ha enseñado”.

Algunos alumnos compartían con ella al final del encuentro el estímulo que habían supuesto sus palabras; muchos afrontan en tan solo unos meses su desembarco en el mundo laboral. Un tiempo nuevo en su vida para abrirse hueco en esta apasionante profesión y, por eso el consejo que @SIntxaurrondo les envió poquito después a través de las Redes Sociales: “¡Disfrutad del Periodismo! Es el mejor oficio del mundo”.