Home » Blog » Compañeras de vida

Compañeras de vida

 

1M4A9497Sigo bajo los efectos de nuestro cierre de temporada, esta mañana, en el programa que he tenido la suerte de dirigir en el Laboratorio de Comunicación de la Facultad de Humanidades y CC. de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo; dos cursos de “Apaga y Vámonos”. Son muchas las sensaciones tras el esfuerzo de una veintena de semanas de correcciones, producción de entrevistas, difusión en las Redes Sociales… y después de todo este tiempo puedo asegurar que ha merecido mucho la pena. Los alumnos, bueno mejor nuestros colegas, o algo más, mucho más (casi nuestros hijos) después de un curso de comunión y convivencia han aprendido radio, se han enamorado de ella, como así le han confesado al maestro Luis del Olmo.

Así hemos cerrado la temporada. Desde Barcelona este joven de 81 años llegaba a Madrid y cerraba en su jubilada agenda de papel un hueco de casi tres horas para dedicar a estos jóvenes ilusionados que le aguardaban a la entrada del Centro, conscientes de que no siempre se tiene la oportunidad de compartir y entrevistar a una de las consideradas y ya escasas estrellas de la radio.

En un improvisado encuentro en la redacción de nuestra plataforma, el veterano comunicador ha compartido una preciosa reflexión sobre el medio, su presente y futuro, partiendo de la descripción de la Santa de Ávila, Teresa de Jesús, como esa “fémina inquieta y andariega”. Sabios consejos de alguien que después de más de 40 años en antena y más de 12.000 programas les recordaba de primera mano que en ella “no hay ni presente ni futuro… un estreno diario… en la que el dedo del oyente, cambiando de dial, es la mejor cura de vanidades… Radio inquieta y esforzada, responsable… heredera de aquellos juglares que iban por los pueblos…. Hoy con su ayuda e inquietud la tierra se nos queda pequeña y el mundo se nos ha convertido en una aldea… “

Y tras ello, la entrevista en nuestro semanal programa, el último de la temporada, el epílogo perfecto, El embajador de Ponferrada ha recordado sus comienzos en el medio con poco más de 15 años, la providencial llegada a Radio Nacional de España tras unas oposiciones alentado por otro grande, Matías Prats Cañete. Nada ha quedado fuera de esa imprescindible charla: la intuición y la creación de un programa que hibridaba la información y el entrenamiento, el rodearse de los mejores para hacer así el mejor programa, el humor con los grandes de este género (Tip y Coll, Miguel Gila… El jardín de los bonsáis), las amenazas de ETA, sus museos de la Radio, su despedida de las ondas en 2013… e incluso la declamación de un poema, algo de lo que podemos seguir aún disfrutando cada semana en Televisión.

Pero además de todo ello, lo más importante, el recuerdo permanente durante toda la entrevista, en varias ocasiones de Merche, su compañera de viaje en la vida, su mujer. Nada de lo profesional, ha confesado, hubiera sido posible sin ella. La Radio y Merche sus dos compañeras de vida, cada una de una mano que le otorgaron el equilibrio vital para triunfar en las ondas.

Al marcharse le preguntábamos si había disfrutado. Con cara feliz nos decía “mucho… me habéis hecho recordar lo más bonito de mi vida”. Al decirle adiós en la puerta del taxi sentíamos que nos despedíamos de una parte de nuestra vida que tanto influyó en nuestra vocación, la ilusión de escuchar cada mañana con aquella mítica sintonía ese “Buenos días España…” Gracias don Luis por acompañarnos y por recordar a estos chavales que “han elegido la profesión más bonita del mundo”